viernes, 6 de marzo de 2015

Capítulo 55[Final]

~Antes de comenzar informarles de que necesito muchos comentarios, este es el fin...~




Capítulo 55: Guerra
Yami se despertó, no sabía la hora ni el día que era, simplemente podía observar a un chico rubio a su lado. La chica se levantó sobresaltada y comprobó que tenía la  ropa puesta, a pesar de estar débil golpeo al chico en el labio inferior y este cayó del sofá donde se encontraban, despertándose y llevándose la mano al labio inferior del que sangraba copiosamente.
Ambos comenzaron a discutir, los gritos despertaron a una chica con cabello negruzco que descansaba sobre una  cama pequeña, Nerea aceleró el paso hacía la habitación en la que sus amigos se encontraban.
-¿Se puede saber que os pasa? Yo os he puesto a los dos en ese sofá, os encontré en la playa y os he traído aquí,  es una casa abandonada y hay pocos muebles, por ello habéis tenido que compartir el sofá- dijo Nerea conteniéndose por no echarse a reir.
-Hubiera preferido dormir en el suelo, en vez de compartir el sofá con este imbécil- dijo la diablesa de cabello púrpura molesta.
- Yo no lo he pasado tan mal- contestó el rubio esquivando un segundo golpe de la chica con una sonrisa burlona.
Nerea sujetó a su amiga, evitando que esta golpease nuevamente al chico. La diablesa todavía estaba débil por todo lo ocurrido, los tres se sentaron en el sofá y el rubio le explicó  todo lo que había pasado después de que ella tuviera que huir.  Las dos chicas estaban heridas tanto físicamente como en su interior, Nerissa había sido para ellas como una madre, pero simplemente las había usado  como un escudo ante los enemigos. En cambio su hijo, estaba allí, frente a ellas, como si no hubiera ocurrido, como si hubiera predicho cada uno de los movimientos de su frívola madre.
-No entiendo cómo puedes estar así de impasible después de todo esto, cómo es que sabías lo que estaba haciendo?- preguntó la diablesa haciendo tirabuzones con su cabello.
-Simplemente era lo que yo haría- contestó el chico con voz neutra.
- No sé vosotros, pero yo me arrepiento de todo lo que he hecho  por Nerissa, sé que una de esas princesas fue la culpable de que Nerea acabe en aquel sitio espantoso conmigo, pero creo que ya ha pagado con creces lo que hizo, acaso no ha sido suficiente pensando que perdería a su hermana?- dijo Yami con la cabeza baja.
Tanto Nerea como Sharolak callaron, quizás la forma más obvia de darle la razón a la chica era simplemente callar. Después de tantos años era hora de  pedir perdón por todo lo que hicieron, porque se dieron cuenta de que no estaban combatiendo contra el mal, sino que ellos  eran el propio mal.
En  el mar reinaba el miedo, hoy se desarrollaría una gran guerra que cambiaría para siempre el destino de este, los humanos ignoraban lo que en el mar hoy ocurriría  y  ahora más que nunca la tierra era el único lugar de salvación. Miles de familias huían al mundo humano disfrazados bajo la piel de un humano, Karen lo sabía y no se los reprochaba, algunos huían y otros afrontaban su destino  con lanzas, espadas y escudos.
La reina y los guerreros, entre ellos las princesas y los súbditos que guardaron lealtad a la nueva reina, se encontraban en el centro de la batalla. Bajo una máscara de valentía se ocultaban rostros temerosos y piernas flojas, expectantes a que por el horizonte apareciese el ejército enemigo. Por el lateral de la formación del ejército aparecieron tres chicas  y tres chicos.
La joven de cabello violáceo identificaba entre el grupo a los soberanos del Mar Purple, los tres hermanos, entre los cuales destacaba la figura de la hermana mayor, que vestía un traje totalmente largo japonés con dos espadas a la espalda y con el cabello atado en un moño. Las otras tres figuras también las conocía perfectamente, Sharolak, Nerea y Haruhi, la última por lo que tenía entendido era la soberana del Mar de Japón y que a pesar de tener apenas 16  años había decidido apoyarlos.
Entre el ejército había varios murmullos y escondidos entre ellos se pronunciaban  insultos hacía los aliados de Nerissa, que por lo visto  habían decidido cambiar de bando. Entre los guerreros   había varios desacuerdos sobre esta decisión y rumores de que aquello fuera una trampa.
No había tiempo para explicaciones, no había tiempo para disculpas porque por el horizonte  aparecía el ejército contrario, liderado por Nerissa seguida de extraños seres horripilantes  que la seguían. Eran majestuosos y temibles, olían a muerte y destrucción…
 Cuando el ejército contrario llegó a la misma altura que el otro, los dos se mezclaron en un gran grupo de sangre y muerte. Los seres monstruosos  clavaban  sus espadas en las carnes de los guerreros del bando contrario, cuerpos caían a manos de aquellos seres casi invencibles. Las  princesas contraatacaban con magia  a la enemiga, que parecía inmune a cada uno de sus hechizos.
Los anteriores aliados de Nerissa peleaban con ferocidad contra los enemigos mientras confesaban a los demás guerreros las debilidades de aquellos seres. Cuerpos seguían cayendo en ambos bandos, sangre manchaba a cada guerrero que allí había, mostrándole lo que era capaz de provocar un solo ser,  aquella terrible mujer provocaba que miles  de vidas fueran apagadas.
La batalla continuó horas, 60 minutos que a cada uno de sus combatientes le resultaban dolorosos y largos.  El bando contrario había  disminuido en número, Karen no sabía si era cosa del destino o de los dioses, pero en aquel preciso momento aquellos seres monstruosos se transformaron en lo que anteriormente eran, simples seres marinos. La magia no era ilimitada, recordó entonces la reina.
Pero Nerissa seguía luchando, derramando cada gota de su vida  en cada hechizo, en cada palabra pronunciada en cada acto… Pero al igual que la magia la vida no es ilimitada,  de la mujer no fluía más de sus manos, hasta que uno  de los presentes formuló una pregunta:¿Temes a la muerte?
La mujer simplemente respondió con una negación, la cual fue su última palabra porque de las manos  de Karen salió una flecha que fue disparada hacía el pecho de la mujer, causándole una muerte inmediata.
De la multitud salió  uno de los soberanos del Mar Purple, Sangu, el joven   corrió hacía el cuerpo inerte de la mujer llorando, aquella mujer a la que veía a escondidas se encontraba  allí, inerte y sin vida.  La única persona que lo comprendían y a la que amaba estaba  muerta a causa de aquella chica a la que tanto detestaba, solo había una solución, aunque no fuera ni honorable y tampoco correcta.
El joven  separó suevamente el arco  y las flechas de las frías manos de la mujer, con un movimiento rápido disparó la flecha hacía el pecho de la culpable. Y en ese segundo que separa la vida de la muerte se interpuso un cuerpo, el cual recibió la flecha por la espalda y cayó al suelo desangrándose lentamente.
-Waru!- gritó la joven reina a la vez que sujetaba su cabeza llorando.
El chico perdía la razón lentamente, mientras su hermana se acostaba a su lado intentando que recuperase la razón y su hermano era arrestado. La muerte las separaba de ellas, dejándolas atrás, pronunciando dos palabras solamente antes de irse.
-Te quiero

¿Continuara en tu imaginación?

~Si quieren saber más acerca del final hagan las preguntas que deseen en los comentarios y las responderé el próximo viernes en una entrada con agradecimientos, que les ha parecido?Es muy importante comentar(Aviso que en el final no todo es lo que parece, les dejo una pregunta:¿Waru muere?~

3 comentarios:

  1. Está genial *.* Por mi cabeza están pasando mil preguntas y mil respuestas, te ha quedado muy bien! Saludos~ ^.^

    ResponderEliminar
  2. waaaaa...wa...wa..war....WARU!!!! maldita sea sangu eres un completo idiota!! demonios desde cuando se veian ....eso si que es algo no se raro....neeee me gusto igual!!! y la respuesta es que...no que no muera waru seria un diabulus ex machina bien cruel asia yami y karen!!! y que aya un epilogo en el que muestren la recuperacion de waru y de sangu que despues de todo encontro a alguien mas o que reencarne en alguien bueno nerrisa no se seria un giro un tanto alocado tu que opinas?!

    jejej me re encanto mucho, demaciado dirira yo jjajaja
    nos vemos pronto!!

    pd: estubo bien pero fue muy acelerado, no ay que cometer eso otra vez por que si no no se entiende nada, solo esa observacion en lo demas SUPER MEGA GENIAL!!!

    ResponderEliminar
  3. Que pena waru me encantaba aun asi te quedo genial el fanfic a mi me gustaria que no hubiese muerto.

    ResponderEliminar

Vas a comentar?Espero que tu comentario sea agradable sobre la entrada,revisa las nomas antes de publicarlo,o sino tu comentario será borrado.
Gracias por comentar,me ayudas a seguir con el blog con ánimo.