domingo, 15 de febrero de 2015

Capítulo 54:Huída




Capítulo 54: Huída
Nerea no podía dormir, en la estancia de abajo se escuchaban gritos, gritos pidiendo socorro y piedad, hacía varias noches que la angustia y los lloros de aquella misteriosa chica la habían hecho intentar salir de su habitación, pero nunca lo lograba, esta se cerraba mágicamente y solo se abría cuando los gritos cesaban.
Aquella voz le sonaba, pero nunca la reconocía. Pero cada vez que la escuchaba algo en su interior sufría e hacía que inconscientemente golpeará la puerta en busca de que esta se abriese. Varias veces le había preguntado a Nerissa que ocurría, pero esta afirmaba no escuchar nada y después de cada noche seguía habiendo más monstruos que Nerissa había creado para sus fines.
Pero ella no era la única preocupada por aquellos gritos, varias paredes adelante se encontraba Sharolak, al igual que ella encerrado en su habitación, pero este a diferencia de ella si identificaba la voz y también había deducido lo que allí abajo ocurría.
El rubio comenzó a pensar, estaba claro que la puerta y la ventana estaban mágicamente cerradas, pero algún modo tenía que haber de salir, después de intentar varios hechizos llegó a la conclusión de que sobre el suelo no había ningún tipo de hechizo, así pronunció unas extrañas palabras y el chico atravesó el suelo. Inmediatamente se teletransportó a la habitación de la princesa de la perla negra.
La chica iba a hablar, pero este le tapó la boca y  en un susurro la mandó callar. Era una situación complicada y en ningún momento era conveniente que Nerissa se enterase de que ambos estaban hablando y que uno de ellos estaba al tanto de todo.
-Nerea, tenemos que escapar de aquí. Necesito que recojas todo lo necesario y con un hechizo  traspases el suelo y te teletransportes lejos de aquí, donde Nerissa te pueda encontrar- dijo el rubio todavía en un susurro.
-¿Estás loco?¿Cómo vamos a abandonar a Nerissa? O me explicas que ocurre o yo no me muevo- contestó la chica que no lo había visto nunca así.
-Nerea, por lo que tengo entendido los seres vivos en general se crean a partir de una vida, además de Nerissa  solo estamos nosotros estamos aquí. Por lo que optara por extraer de uno de nosotros esa vida, ese es un proceso largo y un humano mago no serviría de mucho, como yo. A pesar de que tu eres una princesa sirena y eres una maga, tampoco aportarías la magia suficiente, pero y una princesa sirena con poderes y una pulsera del hipocampo en su poder? Nerea, aquella chica por la que tu y yo estamos tan preocupados es Yami, y me temo que no resistirá otra noche más aquí. Necesito que te vayas de aquí y cojas  las perlas y todo tipo de objetos mágicos, yo  iré a por Yami y nos reuniremos mañana en el mundo humano.- dijo el chico nervioso.
- Pero tu solo no lograrás rescatarla, además Nerissa me contó tu secreto, sé que eres su hijo, acaso puedo fiarme de ti?- dijo la chica desconfiada.
-¿Tienes otra opción?- contestó el rubio indiferente.
-Sálvala por favor- dijo la chica a la vez que caían por sus mejillas lagrimas.
El chico no contestó, solo se teletransportó hacía la sala de abajo, allí no había absolutamente nadie, el chico se dejó guiar por sus sentidos y descubrió que los gritos provenían de las mazmorras. El rubio caminó silenciosamente hacía las escaleras que llevaban hacía ellas, como había supuesto  en la puerta había dos guardias, Sharolak se escondió bajo una manta invisible y desenvainó la espada, lentamente se acercó a sus objetivo y de forma eficaz y silencioso clavó la espada en las carnes de los dos seres, de forma que estos cayeron al suelo sin ni siquiera poder emitir un grito de dolor.

El chico se teletransportó al interior de la sala con la capa todavía puesta. Sharolak nunca había tenido miedo, pero aquella estancia le aterraba, sobre el suelo se encontraba Yami semiinconsciente, estaba herida por varias zonas de su cuerpo y estaba rodeada por un círculo con velas negras. Su cuerpo estaba cubierto por un brillo tenue que  se traspasaba a un estanque con varios seres marinos muertos y magia que Nerissa proporcionaba.
-¿Acaso crees que me puedes engañar hijo?- dijo la mujer mirándolo con una sonrisa, no lo podía ver pero sí sentir.
El chico se maldijo a sí mismo y se deshizo de la capa dejándose al descubierto,  aquella  mujer era su madre, pero la temía. Sabía perfectamente que había surgido de la relación entre un mago y ella cuando esta estudiaba en la academia de magia, su madre jamás lo había querido y simplemente había supuesto para ella un aliado.
-Has venido a traicionarme? Tú y Nerea no habéis tardado en fallarme, me lo debéis todo y me pagáis de esta forma. He permitido a Nerea irse y a ti también, pero Yami se quedará conmigo, debéis pagarme de alguna forma todo lo que he hecho por vosotros.
- La vida de una persona no es ninguna forma de pago y además, que has hecho tú por nosotros? Tan solo nos has utilizado a tu antojo y sólo nos tenías como aliados para esto, ahora ya no nos necesitas y por eso nos dejas marchar.- contestó este a la vez que pensaba en varios  hechizos.
-Ambos sabemos perfectamente para que estas aquí, quieres salvar a Yami, pero sé que para ti no es una amiga Sharolak, sé perfectamente que la amas y que por ello estás dispuesto a enfrentarte a mí y a dar tu vida por ella. Así que es hora de que empecemos- contestó la mujer a la vez que le lanzaba  un hechizo.
El chico  esquivó el golpe y contraatacó con un nuevo hechizo. La mujer lo esquivo, dándole tiempo al joven a pensar en un hechizo más poderoso, este le costó a la mujer más contraatacarlo, puesto que estaba  débil por los anteriores hechizos que había hecho.
La joven de cabello violáceo lo observaba todo débilmente desde el suelo, sin poder moverse. Apenas podía distinguir a los dos  personajes, a un lado bien sabía que estaba Nerissa, pero al otro lado no identificaba  a  su salvador, sabía que era un chico, quizás sería alguno de sus hermanos? A pesar de todo habían venido a salvarla?
No, no tenía sentido, sus  hermanos no sabían magia y además no sabían dónde se encontraba, ¿entonces quien era? La chica estaba demasiado dolorida como para seguir pensando sobre su salvador, la chica intentó aprovechar que la maga estaba ocupada para librarse del hechizo que la tenía cautiva, pero no lo logró, estaba demasiado débil.
Llevaban horas luchando, el rubio había usado varios hechizos potentes, pero la mujer a pesar de estar visiblemente  más débil seguía resistiendo. Sólo había una solución, un ataque por la espalda, la única que podía lograrlo era Yami. Necesitaba que esta hiciera un simple hechizo contra la mujer y él se encargaría  de lanzarle otro definitivo.
Intentó comunicarse con la chica a través del lenguaje mental, que era como los  magos se comunicaban cuando no querían que los demás los escuchasen. La chica tardó en contestar, en cuanto descubrió a la persona que intentaba comunicarse con ella comenzó a insultarlo. El chico sonrió,  ni siquiera moribunda dejaba de detestarlo, Sharolak no perdió más el tiempo e informo a la chica de su plan, esta dejó de insultarlo y intentó comprobar su estado. Nerissa  había descuidado el hechizo que la mantenía cautiva, la joven estaba menos débil y aquello le permitiría  lanzar un hechizo.
Yami se concentró y poco a poco la magia fluyó por su cuerpo y el hechizo fue lanzado hacía la mujer, este dio en el blanco y la mujer se vio afectada por el hechizo de los dos, cayendo herida sobre el suelo inconsciente.
El rubio cogió a la chica en brazos, a pesar de sus quejas de que podía ir ella perfectamente y se teletransportaron lejos de allí, sabía que  cuando llegará al otro destino estaría inconsciente, pero era mejor que estar allí.

Continuara…

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias por comentar, me alegra que te guste la historia, me esfuerzo bastante para intentar que quede lo mejor posible.

      Eliminar
  2. OMG yami!! resiste ahhhh, azuu que se pone super interesante ! realmente me sorprendes super maravilloso espero y todo salga bien!! y que pasara con los gemelos? estaran felices por la llegada (si es que salen) de su hermana? espero y no tardes mucho en publicar algo!!
    nos vemos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por comentar Yami, me alegra de que te este gustando la historia, este viernes intentaré publicar la siguiente parte.

      Eliminar

Vas a comentar?Espero que tu comentario sea agradable sobre la entrada,revisa las nomas antes de publicarlo,o sino tu comentario será borrado.
Gracias por comentar,me ayudas a seguir con el blog con ánimo.