jueves, 10 de julio de 2014

Capítulo 39[Pichi Pichi Pitch]


Hola lindas, les hice la promesa de publicar mas a menudo la historia y aquí estoy, hoy tocaba la de The Vampire Diary, pero por falta de inspiración hoy publicaré la de Pichi Pichi Pitch, para la que tengo mucha inspiración. Antes de comenzar decirles nuevamente que en el menú hay dos nuevos apartados para ambas historias con información sobre los personajes y una guía de capítulos, me gustaría que le echasen un vistazo y si quieren le dejasen un comentario.También agradecería que me comentasen en este capítulo, porque últimamente tengo la sensación de que mis historias  apenas son leídas pero rendirse no es la solución.El último aviso es que he puesto una  nueva encuesta que me gustaría que votasen.

Capítulo 39:El Templo del Hipocampo.

-¿ Qué me vas a hacer?-tartamudeo Yami.
-Nada, absolutamente nada-dijo el joven apartándose de ella.
El joven rubio  se sentó en el bordillo de la piscina junto a Yami.
-¿Se puede saber a que estás jugando?-pregunta la joven de cabello púrpura molesta.
-He visto que te pongo nerviosa y me pregunto el porqué-dijo sin quitar la vista al frente.
-No me pones nerviosa imbécil-contestó con tono molesto.
El muchacho sonrió, ella siempre se comportaba así con el, pero en el fondo sabía que la ponía nerviosa pero decidió dejarla en paz y no molestarla.
-Se puede saber a que has venido?-preguntó alejándolo de sus pensamientos.
-Has oído hablar del templo del hipocampo?-dijo sin más.
El muchacho la miro atentamente  y supo que no comprendía de que hablaba,pero quizás fuese mejor que no lo supiese. Se levantó sin más y se marchó de la habitación pese los reproches de la chica.
Yami se quedó pesando  un buen rato sobre lo que Sharolak le había dicho, en un principio intentó ignorarlo, pero la curiosidad le pudo y ya vestida se dirigió a la biblioteca.Tras pronunciar un hechizo la puerta se abrió, la joven comenzó a buscar acerca del templo, pero no encontró nada, así que solo le quedaba una opción, preguntarle a Nerissa.
Bajo las escaleras lentamente jugueteando con su cabello nerviosa y comenzó a caminar hacía la sala del trono donde siempre estaba Nerissa. Con los  nudillos golpeó la puerta y tras la aprobación de la persona del otro lado paso.
-¿Que te trae por aquí Yami?- pregunto la mujer con curiosidad.
-Como bien sabes hace tiempo capture a una súbdita del Pacífico y me prometiste una recompensa,bien, quiero saber todo acerca del templo del hipocampo.-dijo mirándola a los ojos.
La mujer parecía impasible a la pregunta pero en el fondo su pregunta la había inquietado y deseaba saber de donde había sacado esa idea y que pretendía, pero en el fondo sabía que la chica no le daría ninguna respuesta y tampoco pretendía obligarla a algo que no estaba en sus planes.
-Bien muchacha, el Templo del Hipocampo es totalmente una leyenda, pero muchos seres la consideran una verdad, se cuenta que desde los principios de los tiempos había tres seres supremos, el unicornio reinaba en la tierra, el fénix era el  amo del aire y el hipocampo era el señor de los mares.Se dice que cada una de estas mágicas criaturas posee su propio hogar y el del hipocampo legendario es un templo, el cual ningún ser mágico o no ha podido pisar jamás, no solo porque se trata se un ser inmortal y más poderosos que las princesas sirenas y la Reina del Agua sino porque su templo se teletransporta cada vez que el desea. Se cuenta que para acceder a el hay que hacerlo cuando  haya luna llena y se debe hacer con la lagrima de un amor imposible y con la sonrisa de un amor nuevo.Suponiendo que alguien lograse acceder a el,probablemente se haría con todo su poder y lo libraría de su inmortalidad, dejándolo sin vida-dijo la mujer con semblante serio.
-¿Nunca pensaste en hacerte con su poder?-preguntó.
-Yo no creo en leyendas, Yami. Tu tampoco deberías-dijo a la vez que abandonaba la habitación.

Mientras en el mundo humano, Alex estaba sentado en una roca cerca de la playa. Demasiadas emociones en un día pensaba, Noel había sido capturada, Karen estaba muy preocupada y esa diablesa lo había besado. No había llegado a hablar con su novia, pero sabía que estaba realmente molesta. Bajo el agua pudo divisar una figura humana que minutos mas tarde se acercó mas y salió a la superficie, era Nerea. Llevaba su cabello suelto y a pesar de estar en el agua lucía unos shorts blancos y una camiseta  con una calavera dibujada.

-¿Que haces aquí?-dijo molesto.
-Proponerte un trato-dijo con una sonrisa burlona.
-No quiero tratos contigo- dijo a la vez que se levantaba para irse.
-¿Acaso no te interesaría devolverle a tu novia a su querida amiga?-dijo con voz dulce y clara.
-¿Que propones?-dijo con voz grave y con semblante serio.
-Si me das un beso yo toe diré donde se encuentra Noel- dijo sacando la lengua.
-No pienso hacerlo-contestó Alex sin más.
-Pobre Karen, vas a dejarla sin su hermanita para siempre?-dijo recalcando bien la última frase.
-Eres despreciable-dijo a regañadientes.
-¿Eso es un sí?-dijo sonriendo.
El joven asintió y acto seguido  la diablesa salió del agua  y lo besó, fue un beso corto pero duró lo suficiente para que la diablesa obtuviese lo que quería.

Alex se dio cuenta de la trampa que la diablesa le había tendido, porque tras ellos había un muchacha rubia llorando y temblorosa.
-Coco...-intentó decir Alex.
-Nunca te fies de una diablesa-dijo Nerea seria a la vez que se zambullía en el agua y desaparecía.

Continuará...

Os ha gustado el capítulo?Espero ansiosa vuestros comentarios, os repito que son muy importantes para mi, espero que os haya gustado.Bye


1 comentario:

  1. Genial la entrada Vane!! Quería decirte que ya hice el tuto del copyright que me pediste, está en mi blog!!
    Byekawaii!!

    ResponderEliminar

Vas a comentar?Espero que tu comentario sea agradable sobre la entrada,revisa las nomas antes de publicarlo,o sino tu comentario será borrado.
Gracias por comentar,me ayudas a seguir con el blog con ánimo.