miércoles, 5 de marzo de 2014

Capítulo 36


Hola mis queridos friends!Pues esta entrada que estan leyendo ahora mismo ha sido programada desde ayer,puesto que ahora no dispongo del internet,asique no voy a poder responder sus comentarios ni leer sus blogs hasta el viernes(desgraciadamente).Puesto que me da pena dejarlos en ascuas por el tema de la historia(bueno a quien le interese),he dicidio programar esta entrada para que la puedan leer a pesar de que ahora mismo no estea escribiendo,puff se me hace raro!xD
Pero bueno,vamos con el capítulo 42 y sobre el regalo de Sango,espero dartelo el viernes,espero que no te moleste,he tenido varios problemas con el internet.

Capítulo 36:Tiburones

Al día siguiente,en casa de Kaito…
Ayer había estado todo el día encerrado en casa,no era por el tiempo ni porque estuviera enfermo,no,era por Kimiko.No se atrevía a mirarla a la cara,después de  lo sucedido.
Sonó el timbre, bajó las escaleras y abrió la puerta,era Kimiko que lo miraba muy seria.
-¿Puedo pasar o es que te vas a ir corriendo nada mas entre?-dijo Kimiko con sarcasmo.
-Pasa.
-¿Se puede saber porque me hiciste aquello?-dijo Kimiko seria.
-Lo siento ,Kimiko
-¿Lo siento?Yo en ningún momento te dijé que me besarás y lo hiciste,luego te marchas arrepentido porque seguramente recordaste tus besos con Luchia.
-Mira me gustas,pero también me gusta Luchia,tengo el corazón dividido.
Kimiko resoplaba,iba aceptar sus disculpas,le gustaba,le gustaba mucho,pero también le dolía saber que Luchia no había desaparecido del todo del corazón de su amado.

Mientras tanto en el palacio de Nerissa…

Yami estaba malhumorada,Nerissa le había encargado acompañar a Sharolak al mundo humano y ahí se encontraba.Hacía un frío tremendo,lo peor es que no tenía un jersey,¿Por qué ella?¿Por que tenía que acompañar a aquel capullo?
En ese mismo instante sintió algo en la espalda,era una chaqueta,se la había dado Sharolak,que ahora la observaba con una sonrisa.Yami se quitó la chaqueta y se la lanzó a la cabeza.
-Eres muy fría¿sabes?
-¡Oh ten cuidado no te vayas a perder,supongo que será por eso por lo que te han puesto  una niñera!-dijo Yami con sarcasmo.
-Deberías darme las gracias por no haberte delatado.
-¡Oh gracias por haberme encerrado en tu cuarto!-dijo Yami sin mirarlo a la cara.
Sharolak se paró frente una farmacia,le dijo a Yami que esperase fuera,dos minutos después salio de ella con una bolsa en el hombro.
-¿Ya está?-preguntó Yami
-Si,esto era todo-dijo Sharolak en tono cortante.
Ambos se fueron directos a la playa,donde se sumergieron,el palacio de Nerissa había cambiado de posición,puesto que Nerissa estaba harta de que las sirenas se adentraran  en el.
Tendrían que nadar mas y pasar por varios lugares muy poco recomendables.
-Yo me voy sola-dijo Yami seria.
-Muy bien,por mi perfecto-dijo Sharolak sin inmutarse.
Después de nadar durante un buen rato,Yami se encontró en el arrefice de coral negro,sabía perfectamente que ahí habitaban todo tipo de seres malvados,que a la mas mínima podrían aniquilarla.
En ese instante ante ella aparecieron  2 tiburones gigantes y un pez:un pez espada,un tiburón martillo y otro blanco.
Yami estaba nerviosa,sabía que eran siervos de Nerissa,tenían su marca gravada en una aleta,pero también sabía que  las sirenas eran su aperitivo favorito y que en cualquier momento se abalanzarían sobre ella.
Les lanzó un hechizo pero no surgió efecto ,estaban hechos con magia de Nerissa lo que los hacía invencibles.En ese momento el pez espada se avalanzó sobre ella y se disponía a atravesarle el pecho con su nariz puntiaguda,pero en ese momento se interpuso Sharolak y el la nariz del pez se clavó en su pecho.Comenzó a sangrar,lo que provocó que los tiburones se excitasen al ver la sangre y se abalanzasen sobre ellos.Cuando Yami via cercana la muerte,los tiburones se detuvieron y cayeron sobre las profundidades marinas,alguien les había lanzado una espada que les había hecho exhalar su último aliento.El pez espada al observar a su contrincante se marchó aterrorizado.
-¡Nerea!-dijo Yami aliviada al verla.
-¿Estais bien?-preguntó Nerea  sin percatarse de la presencia de Sharolak.
-Yo si ,pero el no-dijo Yami aterrorizada al ver como perdía tanta sangre.
-¡Oh no!-dijo Nerea al observar la profunda herida que tenía el joven en el pecho.
-¿Se va a morir?
-Probablemente,no hay ninguna manera de salvarlo.

Continuará…

Bye,espero que el capítulo haya sido de su agrado y no olviden dejar su comentario!

2 comentarios:

  1. esta genial el cap!! *^* hoy me he puesto a leer tu historia y me ha encantado!! *0*
    yo veía esta serie cuando era peque, me trae muchos recuerdos :")
    siguela pliss *¬*
    saluditos! ^^

    ResponderEliminar
  2. el cap esta super emocionante my love continua pronto que quiero ver que sucede con sharolak

    ResponderEliminar

Vas a comentar?Espero que tu comentario sea agradable sobre la entrada,revisa las nomas antes de publicarlo,o sino tu comentario será borrado.
Gracias por comentar,me ayudas a seguir con el blog con ánimo.